fbpx
Big Bang Tourbillon Samuel Ross

Big Bang Tourbillon Samuel Ross

El director creativo Samuel Ross, embajador de Hublot desde 2020, incorpora por primera vez su exclusivo lenguaje gráfico al universo de la relojería en un modelo de edición limitada: el Big Bang Tourbillon Samuel Ross.

La visión del «Arte de la Fusión» que ha mantenido Hublot durante 40 años ha dado lugar a un crecimiento meteórico de Hublot, que se ha visto catapultado a la cima de la innovación relojera. La destreza de la marca para combinar materiales aparentemente imposibles, unida a un empeño constante por ampliar los límites de lo técnicamente y estéticamente factible, ha permitido reescribir las reglas de la relojería y dado lugar al nacimiento de un nuevo lenguaje en el campo del diseño.

Con un deseo irrefrenable de trabajar con los profesionales de más talento en diferentes terrenos, la marca introdujo su iniciativa «Hublot Loves Art» hace más de una década. Desde entonces Hublot ha colaborado con algunos de los artistas y diseñadores más prestigiosos de su generación. Los relojes nacidos de estas colaboraciones, con un aspecto rompedor que hace las delicias de los coleccionistas, ofrecen nuevas interpretaciones del tiempo y la relojería. El último creador que se ha unido a este esfuerzo es Samuel Ross.

A imagen de la trayectoria de Hublot, este genio único ha experimentado un salto igualmente asombroso hacia el éxito. A sus 30 años, este artista multidisciplinar, director de cine y diseñador de moda se describe a sí mismo como director creativo. En 2012 se graduó con matrícula de honor en diseño gráfico e ilustración por la Universidad De Monfort de Leicester. Desde entonces ha colaborado con numerosas marcas y agencias creativas –desde Oakley y Nike hasta Dr. Martens y Mackintosh–; a finales de 2015 lanzó su marca de moda masculina deportiva de lujo A-Cold-Wall* y en 2019 puso en marcha su propio estudio de diseño, SR_A.

En 2019, Ross ganó el prestigioso Hublot Design Prize, y un año después fue nombrado embajador oficial de la marca, una ocasión que estuvo marcada por la presentación de REFORM, una escultura diseñada para reflejar los 40 años de historia de Hublot. Combinando un material natural antiguo (el granito) con otro moderno y creado por el ser humano (acero), Ross creó su propia «Fusión», que unía el pasado y el presente en un proceso de producción en el que se utilizó el acabado tradicional a mano y un mecanizado de vanguardia.

La forma industrial y engañosamente simple de aquella obra de 40 cm de altura se ha reinterpretado ahora en el Big Bang Tourbillon Samuel Ross de 44 mm, que representa la primera colaboración del artista con Hublot en el campo de la relojería. El uso tan característico que hace Ross del color y su amor por la geometría clara y el diseño urbano se unen en este modelo con la innovación y la precisión propias del trabajo del propio artista y de Hublot.

El elegante y distintivo hexágono de la caja del Big Bang se refleja en la malla de titanio con forma de panal de abejas utilizada en la esfera de zafiro, la caja, el reverso de la caja y la correa. Esta forma robusta y eficiente, pilar fundamental de la naturaleza (puede verse en entornos como las colmenas o las escamas de serpiente, sin olvidar la cáscara de la piña y los copos de nieve), puede replicarse sin dejar huecos ni superposiciones, por lo que diversas industrias modernas, como las de la construcción o el diseño, se han apropiado de ella por el perfecto encaje que ofrece cada celda con las demás.

En este caso el hexágono simboliza visualmente la funcionalidad del reloj, un aspecto clave de cualquier diseño de Ross. Aunque puede considerarse una escultura para lucir en la muñeca, Ross jamás pierde de vista la durabilidad y la ergonomía; la estructura de titanio, ligera y calada, y la correa de caucho maleable garantizan la máxima comodidad de este modelo. Ross, firme defensor de la teoría del color, ha escogido el naranja –que representa la energía y el optimismo– para la correa, los detalles de la corona, el puente del tourbillon y los amortiguadores laterales que protegen la caja, en evidente contraste con la sobriedad del gris que decora la caja y el bisel con acabado satinado.

En su interior late con una frecuencia de 3 Hz el calibre patentado HUB6035 de 282 componentes, que ofrece una reserva de marcha de 72 horas. Solamente se fabricarán 50 ejemplares, cada uno de los cuales representa una verdadera obra de arte que aporta una nueva perspectiva e introduce un nuevo lenguaje visual en el mundo de la relojería. Para celebrar este lanzamiento, la boutique de Hublot en la 5a Avenida de Nueva York se engalanará con los colores característicos de Ross. La presentación se repetirá en los establecimientos Hublot de todo el mundo, lo que supondrá la unión entre el universo creativo de Samuel Ross con el de la relojería.